Consideran que la salud debe ser prioridad y estar por encima de cualquier festividad.

Los empresarios del centro histórico de Matamoros vieron con buenos ojos la decisión que tomó el gobierno municipal de cancelar la celebración del tradicional grito de independencia así como todas las festividades en torno a este evento.

Lo anterior fue dado a conocer por el líder de los comerciantes establecidos del centro histórico de Matamoros Miguel Ángel Caballero Barajas, quien consideró como un acierto que el alcalde Mario Alberto López Hernández haya optado por inhibir el ánimo de los ciudadanos por reunirse para celebrar el día del inicio de la lucha por la independencia de México.

El empresario matamorense aceptó que la caída económica ante la baja o nula comercialización de los artículos alusivos al mes patrio será catastrófica, pero aludió a la necesidad de continuar con la sana distancia y sobre todo con la colaboración de cortar las líneas de contagios por Cóvid-19.

Indicó que desde que inició la pandemia por Cóvid-19, la economía de los comerciantes del centro histórico se redujo hasta en un 70 por ciento, lo que los orilló a prepararse para una baja considerable en las ventas de los artículos alusivos al mes patrio.

Exhortó a los ciudadanos a evitar salir de sus hogares y realizar las celebraciones desde sus patios, esto con el fin de que la cadena de posibles contagios de Coronavirus se corte y la ciudad pueda salir pronto del problema que mantiene paralizada la economía de la ciudad.

 

 

Deja un Comentario