Para mantener el control y la seguridad en el campamento de migrantes que pernoctan en las márgenes del Río Bravo, los elementos de la Guardia Nacional (G.N.) habilitarán una garita para inhibir los delitos del fuero común en eses lugar.

Lo anterior fue dado a conocer por el Secretario del Ayuntamiento de Matamoros Federico Fernández Morales, quien explicó que sostuvo una conversación con el comandante de los elementos de la Guardia Nacional respecto al control que debe existir dentro del campamento, mismo que seguro que en los próximos días trasladará a su personal a las antiguas instalaciones del sector naval.

El funcionario público manifestó que los elementos de la Guardia Nacional realizarán labores de vigilancia dentro y fuera del campamento, esto para asegurar que los migrantes no realicen acciones delictivas al interior del lugar.

“Va a haber rondines de vigilancia, van a estar presentes los elementos de la Guardia Nacional, vamos a entrar hacia el interior del campamento para él ingreso de bebidas embriagantes, de drogas, de tabaco, armas punzo cortantes y todo lo referente a la seguridad dentro y fuera del lugar”, dijo.

Señaló que todo lo anterior son indicaciones emitidas por el alcalde Mario Alberto Lopez Hernández, peticiones que fueron atendidas por los elementos de la Guardia Nacional , donde también se aplicará un reglamento de entrada y salida al campamento y el ingreso de artículos prohibidos.

Recalcó que la principal preocupación del
alcalde Mario López es la seguridad de los matamorenses y después la integridad de los migrantes.

Deja un Comentario