Como parte del mejoramiento del equipo de protección para el personal del ayuntamiento de Matamoros, el municipio comprará una dotación pequeña de cubrebocas N95 para el personal de limpieza pública, esto con el fin de que los usen a modo de ensayo, y si les sirve, comprar una dotación completa.

Guillermo Raúl Villasana Velázquez, Secretario de Servicios Públicos Municipales, aseguró que al personal de limpieza pública le fue cambiado el cubrebocas sencillo que portaban en un inicio por una mascarilla quirúrgica, sin embargo, lo ideal sería que utilicen respiradores N95.

Explicó que el personal de limpieza pública necesita portar una mascarilla que les permita la oxigenación correcta hacia su cuerpo, y usar un respirador como el N95 les dificultará retirarlo del rostro en caso de que les provoque problemas para respirar.

“Ellos quieren los N95, entonces estamos haciendo las gestiones para tratar de que se les proporcione a ellos, obviamente alomejor quisiéramos que los revisaran y que los usaran para que nos den su retroalimentación al respecto porque como van caminando y hace calor no queremos que se los vayan a estar quitando, a diferencia de los que son como el básico cubrebocas quirúrgico que ese rapidamente lo pueden hacer hacia un lado”, dijo.

Manifestó que para reforzar las medidas de seguridad y evitar que se contagien de Coronavirus, también les entregaron lente transparentes que les cubren los ojos, y el servicio de energía eléctrica para que no deje de funcionar la puerta sanitizante que instalaron los regidores en el centro de Transferencia de la 12 de marzo y suministrar el material para desinfectar.

Respecto al uso de caretas, el servidor público expresó que estas fueron rechazadas por el personal del área de limpieza pública, ya que manifestaron que estas son muy bromosas y les dificulta realizar su trabajo libremente.

 

 

Deja un Comentario