La sociedad de padres de familia de la escuela primaria Lázaro Cárdenas del Río que se ubica en el ejido Buenavista de Matamoros adquirió dos bombas rociadoras así como galones con líquido para sanitizar el plantel pese a que el regreso a clases no será presencial.

El profesor César Noé Garza García, director del plantel en mención explicó que este y otros artículo que son para el uso del plantel se adquieren con el dinero que aportan los padres de los alumnos que estudian en esa escuela; por lo tanto, hasta que el gobierno cumpla y absorba los gastos del mantenimiento, las cuotas de padres de familia seguirán vigentes.

El maestro señaló que cada plantel tiene necesidades diferentes, y dado a que los montos son decididos por la sociedad de padres de familia, este año se cobrarán 800 pesos de inscripción, sin embargo, aquel padre que no pueda colaborar no tendrá problemas para inscribir a sus hijos ni para solicitar su documentación.

Hizo hincapié en que desde siempre, los padres de familia toman la responsabilidad de adquirir los insumos que se necesitan para que la escuela esté limpia, ya que el gobierno solo se encarga de pagar el salario de los maestros.

Externó que si bien es cierto, el artículo tercero constitucional, refiere que la educación debe ser gratuita, sin embargo, sin la aportación de los padres de familia no podría sostenerse un plantel que queda a la deriva en cuanto a su mantenimiento.

Recalcó que si bien es cierto la cuota de padres de familia no es obligatoria, si es necesaria para que el plantel avance funcionalmente.

Deja un Comentario