Cien migrantes habitantes del campamento informal que se instaló en las márgenes del río Bravo cruzaron durante el transcurso de este día al lado americano para seguir allá los trámites de asilo político.

El cruce se realizó en tres bloques, siendo el primero al iniciar la mañana con un 30 personas de diversas nacionalidades, pero que son los que llevan ya mucho tiempo esperando la respuesta del gobierno americano.

Conforme pasaron las horas se formó el segundo bloque de migrantes; esta ocasión conformada por 29 personas que pasaron con éxito todos los trámites para pasar al lado americano.

El tercer y último grupo conformado por 41 migrantes cruzo la frontera de México y Estados Unidos a casi a las 17:00 horas, cerrando con esto los cruces para retomarlos el lunes por parte de la autoridad migratoria de ambos países.

Ante esto, las autoridades municipales se preparan para restaurar el área aún ocupada por el resto de los centroamericanos que esperaron durante muchos meses la respuesta del gobierno de los Estados Unidos, el cual detuvo todo trámite una vez que inició la pandemia por Coronavirus que ataca al mundo entero.

Deja un Comentario