El día de los santos inocentes representa una tradición para muchas personas que gustan de hacer bromas entre amigos y familia, pero para Cruz Roja Mexicana significa momentos de pérdida y desgaste físico ya que solo en este día, las llamadas falsas aumentan en un 10 por ciento.

Francisco Gabriel Ponce Lara, coordinador del área de socoros de la delegación Matamoros, aseguró que cada año se enfrentan a la posibilidad de dejar morir a una persona que en realidad necesita la intervención de los paramédicos, al atender un llamado irreal.

El Técnico en Urgencias Médicas (T.U.M) expresó la dificultad que representa lidiar con las llamadas de broma, sobre todo cuando ya no cuentan con el filtro para descifrar y detectar a los bromistas.

Explicó que años atrás contaban con la colaboración de personas que se dedicaban a la detección de llamadas reales o falsas a través de una serie de preguntas y respuestas donde con las que se determinaba la veracidad de las llamadas, pero por decreto presidencial, ese filtró paso solo al C-4.

Ponce Lara explicó que la presión de su personal y el desgaste de las unidades se incrementan en estos días, sobre todo porque aún existen personas que no han entendido que una broma de esa magnitud puede representar la muerte para otra en algún lugar de Matamoros.

Deja un Comentario