(CNN) — El comandante de la Fuerza Quds de Irán fue dado de baja en un ataque de Estados Unidos ordenado por el presidente Donald Trump y destinado a “disuadir futuros planes de ataque iraníes”, dijo el Pentágono.

Qasem Soleimani, comandante de la unidad de la Fuerza Quds del Cuerpo de la Guardia Revolucionaria Islámica de Irán (IRGC, por sus siglas en inglés), y Abu Mahdi al-Muhandis, el jefe adjunto de las Fuerzas de Movilización Popular Iraquí (PMF) respaldadas por Irán, estuvieron entre los muertos en el ataque en Aeropuerto Internacional de Bagdad el viernes temprano, dijo la PMF en un comunicado.

El ejército iraquí dijo que tres cohetes fueron disparados en el aeropuerto, y el número total de personas muertas no está claro.

En un comunicado, el Pentágono dijo que Estados Unidos había tomado “medidas defensivas decisivas para proteger al personal estadounidense en el extranjero” al matar a Soleimani, quien encabeza lo que Estados Unidos describe como una organización terrorista extranjera.

“Este ataque tenía como objetivo disuadir futuros planes de ataque iraníes”, dijo el comunicado. “Estados Unidos continuará tomando todas las medidas necesarias para proteger a nuestra gente y nuestros intereses en cualquier parte del mundo”.

En un comunicado, la PMF confirmó que la pareja “fue martirizada por un ataque estadounidense”.

Según el Pentágono, Soleimani estaba “desarrollando activamente planes para atacar a los diplomáticos y miembros del servicio estadounidenses en Iraq y en toda la región”.

Soleimani y su Fuerza Quds fueron responsables de la muerte de cientos de miembros del servicio de coalición y estadounidenses, y de las heridas de miles más, agregó el Pentágono. El Pentágono también culpó a Soleimani por organizar ataques en bases de coalición en Iraq en los últimos meses, incluido un ataque el 27 de diciembre que culminó además con la muerte de personal estadounidense e iraquí.

Los partidarios y miembros de la PMF intentaron asaltar la embajada de Estados Unidos en Bagdad en un incidente aislado esta semana. Según el Pentágono, Soleimani también aprobó ese ataque.

Formada en 2014 para luchar contra ISIS, la PMF es una fuerza paramilitar chiíta formada por antiguas milicias con estrechos vínculos con Irán. Fue reconocida bajo una ley iraquí de 2016 como una fuerza militar independiente que responde directamente al primer ministro.

Feisal Istrabadi, director fundador del Centro de Estudio del Medio Oriente de la Universidad de Indiana, dijo a CNN que el gobierno iraquí se debilitaría considerablemente por el hecho de que el ataque ocurrió en su territorio.

“Será una oportunidad para la desestabilización del país”, dijo. “Este es un gran problema en todo el Medio Oriente. El hecho de que se haya hecho sobre el territorio de Iraq significa que Iraq se convertirá en lo que temía que fuera desde el principio: el campo de batalla entre Irán y Estados Unidos”.

Arwa Damon y Kareem Khadder de CNN informaron desde Bagdad. Hamdi Alkhshali de CNN informó y escribió en Atlanta. Steve Almasy de CNN contribuyó a este informe.

Deja un Comentario