Matan a ingeniero mexicano en Canadá

171

Arturo Morales de Paz, un ingeniero aeronáutico mexicano, fue asesinado en su vehículo la noche del pasado 18 de diciembre en QuebecCanadá.

El hombre de 33 años de edad, originario de Miahuatlán, Oaxaca, fue herido de al menos cuatro puñaladas en el estacionamiento del supermercado Maxi & Cie de la localidad de Rosemère mientras se encontraba a bordo de su vehículo, de acuerdo con medios locales.

Alrededor de las 20:30 horas, las autoridades del distrito Ouest de la Sûreté du Quebec localizaron malherido a Morales de Paz dentro de su Mazda 2.

Pese a que fue trasladado a un hospital, el mexicano murió en las instalaciones médicas. Posteriormente, la familia de Arturo fue notificada sobre lo ocurrido.

Sus hermanos informaron que Arturo viajaría el jueves 19 de diciembre a su natal Oaxaca para pasar las vacaciones decembrinas con su familia.

Morales de Paz, egresado de la Ingeniería en Aeronáutica del Instituto Politécnico Nacional, trabajó en la planta de Bombardier en Querétaro, y posteriormente obtuvo hace tres años un puesto en la compañía Airbus de la ciudad de Mirabel, en Quebec.

De acuerdo con los primeros informes de las autoridades canadienses, durante los tres años que Arturo vivió en Canadá no tuvo relación con el crimen organizado, por lo que continúan las investigaciones para esclarecer su asesinato.

A través de un tuit, autoridades de Quebec pidieron a la ciudadanía “cualquier información” que ayude en la investigación.

Por su parte su familia pide a las autoridades mexicanas y canadienses colaborar para dar con los responsables de la muerte de Arturo.

Asimismo pidieron ayuda a la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) para la repatriación del cuerpo, ya que debido a la temporada vacacional no ha sido posible completar los trámites necesarios para que Arturo regrese a Oaxaca.

“No sé las causas, pero estamos desconcertados porque era una persona ejemplar”, dijo uno de sus hermanos, Roberto Morales de Paz, a Journal De Montreal, “teníamos una comunicación constante y él nunca se comportó de manera extraña”, detalló.

“Estamos devastados, no sabemos nada y exigimos justicia por este crimen”, dijo al mismo medio, Margarito Morales de Paz, otro hermano de la víctima.

Deja un Comentario