El Secretario del Ayuntamiento de Matamoros Federico Fernández Morales, dio a conocer que la Secretaría de Salud Pública emitió recomendaciones a cada estado de la república donde se informa que los muertos por Coronavirus no podrán ser velados no observados por sus familiares.

Lo anterior luego de declarar que como parte de la atención a estas indicaciones que ya están establecidas como decreto en el Periódico Oficial del Estado (POE), el gobierno de Matamoros habilitó 10 fosas para el sepulcro inmediato de los cuerpos de las personas que fallecieron a consecuencia del virus.

Según dijo, en el decreto se especifica que esos pacientes deben colocarse en una bolsa herméticas y luego en un féretro sellado que limite la visualización de los familiares o de otras personas.

Explicó que el primer paso es llevar el cuerpo al crematorio inmediatamente después de su deceso para  ser cremado, sin embargo, en caso de que no haya lugar, debe proceder a su entierro.

Dijo que las fosas se habilitaron para aquellos cadáveres que no puedan ser incinerados por falta de tiempo o bien si la familia no cuenta con un lugar donde enterrar a sus seres queridos.

“Con esto pretendemos ayudar a que el entierro sea en el menor tiempo posible después de la muerte y esto es muy difícil para los familiares de los pacientes, ya que después de que se declaren muertos, no podrán verlos más no hacerles ninguna misa o ceremonia de velación con el cuerpo presente”, dijo.

Deja un Comentario