Alejandro Barquín no duró mucho en el puesto

La baja de Manolo Rodríguez como director de Protección Civil y Bomberos de Matamoros dio paso al nombramiento de Alejandro Barquin Guasco, quién al tomar posesión de su nuevo cargo se vio envuelto en una serie de acusaciones respecto a sus antecedentes penales y a una supuesta búsqueda e investigación por parte de la DEA, lo que lo llevo a dejar su cargo a pocas horas de haberlo recibido.

No obstante, el aún titular del área de lo contencioso en el departamento jurídico del ayuntamiento, explicó que las acusaciones que se hicieron a su persona son infundadas, pues acudió ante el Juez del Condado para solicitar una acta de investigación federal, detallando en el documento, que su nombre no está ligado a procesos, investigaciones ni rastreos por el FBI y la DEA.

Por parte del lado mexicano, el servidor público solicitó una acta de No Antecedentes Penales expedida recientemente, ya que esté documento se anexa a su hoja de servicio activo como empleado municipal y se debe actualizar constantemente.

«Yo no tengo ningún impedimento para trabajar en la función pública y mucho menos cómo procurador de justicia o cualquier cargo que tenga que ver con la seguridad de la ciudad y en especial en un área tan delicada como Protección Civil», dijo.

Además señaló que cuenta con una serie de certificados y reconocimientos que le fueron expedidos por el gobierno de los Estados Unidos por su participación en cursos de seguridad y protección a los ciudadanos impartido por ese país; esto sin dejar de lado, los certificaciones que ha recibido por parte de la Secretaría de la Defensa Nacional por sus actividades dentro de su profesión.

Deja un Comentario