Las grandes cantidad de lluvia dejó tras de sí la tormenta tropical Hanna en los estados al Norte del país, así como en municipios tamaulipecos mantienen en peligro a Matamoros ante una creciente del río Bravo que puede ocasional deslaves en el bordo e importantes inundaciones en la ciudad.

Guillermo Lash De La Fuente, Gerente General de la Junta de Aguas y Drenaje de Matamoros dio a conocer que es difícil de contar la cantidad de agua que viene para esta ciudad dado a que no es líquido de las presas sino aquellas que están sacando de la ciudades inundadas con destino al río Bravo.

El gerente del organismo operador de agua indicó que ante esto es urgente que la colonia de migrantes que se formó sobre las márgenes del rio sea evacuada y reubícala, ya que si el rio se desbordar puede causar estrago entre los migrantes que ahí habitan.

Dijo que en Matamoros, uno de los puntos con mayor problema de deslave se ubica en el ejido el Juanillo y en la colonia que se creó en la ciudad industrial, puesto que las acciones que se realizaron sobre el bordo de contención del rio lo debilitaron de tal forma que ahora presenta pequeñas fugas que podrían representar un grave problema de inundación de la ciudad.

Deja un Comentario