Las acciones que tomó el gobierno para evitar las reuniones sociales y con esto cortar la ola de contagios por Coronavirus en la ciudad de poco han servido, pues los ciudadanos lejos de mantenerse en casa, continúan realizando eventos familiares con alto índice de ingesta de alcohol.

Francisco Gabriel Ponce Lara, coordinador del área de socorros de la Cruz Roja Mexicana delegación Matamoros, dio a conocer que mientras estuvo presente el “pico” de la pandemia, los accidentes automovilistas fueron a la baja, pero en cuanto se permitió de nuevo la venta de alcohol, se dispararon de nuevo.

Aseguró que por semana atienden hasta a seis llamados de auxilio donde se pide el apoyo para atender a personas que sufrieron lesiones al participar en accidentes automovilísticos por conducir en estado de ebriedad o bien aquellos que estando bajo los influjos del alcohol se caen de su propia altura.

Dijo que no es necesario que la gente salga de su casa para beber cerveza o vino, ya que pueden hacerlo en el interior de sus hogares y evitar poner en riesgo a otros ciudadanos además mantener la sana distancia.

Deja un Comentario