Los maestros de Matamoros se preparan para el regreso a clases presenciales durante la nueva normalidad, esto una vez que el gobierno federal declare al país en semáforo epidemiológico en verde, por lo cual exigen que el gobierno garantice el abasto de agua potable para el lavado de manos en las escuelas.

Cesar Noé Garza García, Coordinador de la sección 30 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) en Matamoros, aseguró que antes de que se piense en regresar a clases presenciales, el gobierno de México debe preparar una estrategia para regular la presencia de alumnos en las aulas como el Comité de Salud por parte de los padres de familia.

“Se requiere de un fuerte apoyo por parte del gobierno federal, estatal y municipal porque tenemos que mantener una de las situaciones ya que una de las cosas específicas que tenemos que tener es suficiente agua para el lavado de manos para alumnos y maestros”, dijo.

Indicó que los protocolos de regreso presencial van a cambiar, pues ahora se trabajará con grupos reducidos y si es posible atendidos en diversos horarios, esto, aunque represente mayor trabajo para los maestros.

Respecto al abasto del agua, la Junta de Aguas y Drenaje (JAD) de la ciudad de Matamoros garantizó el abasto del líquido para las escuelas de esta ciudad, esto tomando en cuenta que durante el 2020, la JAD trabajó en el equipamiento y mejoramiento de la calidad y cantidad de agua potable y en el 2021 se privilegiará en el saneamiento, todo lo anterior según lo planificado por el Ing. Guillerno Lash de la Fuente, Gerente General de la JAD en esta ciudad.

Deja un Comentario