Con una misa solmene celebraron el recorrido simbólico e intercedieron por los enfermos

Encabezando la procesión Monseñor Eugenio Andrés Lira Rugarcía, Obispo de la diócesis de Matamoros, caminaron los fieles católicos desde las instalaciones de la catedral de Nuestra Señora del Refugio ubicada en la calle quinta y Morelos hasta la sexta y Victoria como parte de una tradición que año con año realizan los feligreses a la basílica en la ciudad de México recordando la aparición de la virgen María al hoy beato Juan Diego y a su tío San Bernardino.

La contingencia sanitaria Cóvid-19 que mantiene al mundo inmerso en una serie de actividades paralelas a las cotidianas impidió por segundo año consecutivo que los fieles matamorenses viajen hasta la Villa en la ciudad de México a presentar sus respetos a la virgen de Guadalupe, por ese motivo recrearon la peregrinación en las calles de esta ciudad.

El contingente de pocas personas estuvo compuesto por danzantes, sacerdotes y fieles, quienes representaron a los miles ciudadanos que profesan una fe promovida en el país desde épocas ancestrales.

Durante la misa solemne, los líderes religiosos intercedieron ante Dios por la salud de todas las personas, pero principalmente de aquellos que están postrados en cama a consecuencia del Cóvid-19, cuyos estragos se han incrementado en la ciudad.

Deja un Comentario