Hasta un 30 por ciento se han repuntado los casos de covid-19 en esta ciudad tras permitir mayor movilidad y una cantidad más amplia de personas en lugares cerrados.

Al respecto, el doctor Alejandro Ramírez Moncada, jefe de la III jurisdicción Sanitaria con sede en Matamoros, explicó que el virus sigue siendo muy peligroso y por lo tanto los ciudadanos no deben relajar las medidas de mitigación de propagación de la enfermedad.

Indicó que dado a que la transmisión del virus depende específicamente de la movilidad humana, se teme que durante la celebración de la Semana Santa se presenten más casos confirmados de pacientes que porten el virus, por lo que reiteró que es inoperante mantener los hábitos de higiene que mantienen lejos a la enfermedad.

“Como siempre lo he comentado, está es una enfermedad que tiene mucha dependencia de la movilidad y obviamente Semana Santa representa mucha movilidad y aunque la apertura de la playa estará controlada representa una alta dispersión del virus y probablemente mucho aumento en los casos que de forma diaria estamos teniendo”, dijo.

Expresó que los niños también son parte de un grupo de riesgo no están excentls de infectarse del virus, sin embargo, el índice de letalidad en infantes ha sido nula y los estragos no han sido tan catastróficos como en las personas adultas.

Deja un Comentario