Alrededor de 20 mujeres que son madres solteras y que pertenecen al grupo de migrantes que habitan en las márgenes del rio Bravo se manifestaron la mañana de hoy dentro del campamento para exigir al gobierno de los Estados Unidos que agilice la apertura de los puentes así como de los trámites de asilo político.

La señora Sandra de origen Salvadoreña, señaló que durante el año que llevan habitando en esta ciudad se han enfrentado a la barrera del lenguaje, ya que cada que asisten a una cita o tienen oportunidad de solicitar información sobre su estatus, les envían documentación en inglés que no pueden traducir.

“Estamos pidiendo ayuda y asesoría legal porque nosotros tenemos nuestros folletos de asilo político y todos están en inglés. Hace poco vino una organización, sacó a dos mujeres por país y nos tradujeron al español la petición de asilo; por primera vez en nuestra vida teníamos en español la bendita solicitud de asilo”, dijo.

Aseguró que la “reunión” que se llevó a cabo con pancartas en mano y en nombre de Dios, tiene por objetivo apoyar a todos aquellos que están en una lista de espera en el departamento de migración estadounidense y que por complicaciones por la pandemia Cóvid-19 no han podido entregar su documentación.

Deja un Comentario