Los comerciantes de Matamoros temen que el gobierno del estado ordene de nueva cuenta el cierre de los establecimientos comerciales no esenciales como parte de las acciones par combatir la presencia del virus SARS-COv2 en esta entidad.

Sin embargo, los empresarios se notan optimistas porque el paso a las fase II de la contingencia sanitaria representó un repunte en sus ventas y por ende un mejoramiento en los ingresos que se vieron afectados durante más de dos meses.

El señor Carlos Pablo, señaló que los compradores comienzan a tener confianza en salir de sus hogares a realizar sus compras en los sitios más concurridos, por lo que un nuevo cierre sería catastrófico para la ciudad.

“Si regresamos a fase I nos va a afectar a todos los que somo comerciantes, pero si son órdenes del gobierno tenemos que seguirlas; ahorita nos esta yendo bien, no como en años anteriores pero sí mejor que cuando inició la pandemia”, dijo.

Recalcó que los compradores que acuden al centro histórico de Matamoros lo hacen atendiendo las medidas de seguridad necesarias para evitar la propagación del virus SARS-COv2, sin embargo también aseguró que desgraciadamente hay quienes no portan su cubrebocas como lo indica la secretaría de salud.

 

Deja un Comentario