Con engaños llevaban a los abuelitos a ser vacunados en sedes que no les corresponde

Dentro del arranque de la campaña de vacunación a los adultos mayores en Matamoros se presentaron diversas acciones que no fueron apropiadas dentro de la actividad, pues muchos ciudadanos -no de la tercera edad-, burlaron los protocolos de organización y prácticamente obligaron a los trabajadores de la salud a vacunar a sus familiares aún y cunado no estaban en la sede correcta ni en la fecha correspondiente.

Los servidores de la nación dieron a conocer que por ser el primer día de vacunación y considerando que algunos adultos mayores llegaron solos y a pié, se les dio la atención de vacunarlos, pero al darse cuenta de que varios de ellos fueron dejados en el lugar por sus familiares que optaron por no hacer fila y ganar un lugar que no les correspondía, se negaron a vacunar durante la semana a quienes no lleguen en auto.

“No es justa ni correcta esa actitud; muchos adultos mayores llegaron desde anoche para hacer fila y resulta que llega un “vivo” a dejar a sus padres o abuelos para que los vacunemos antes de aquellos que sí están haciendo fila; hoy les dimos la atención, pero mañana ya no los vamos a recibir”, dijo uno de los empleados del gobierno federal.

También aseguraron que por más que los ciudadanos los quieran engañar es difícil que eso suceda, pues los filtros de verificación detectan la actitud de los “abusivos” que pretenden ganar un espacio para evitar las largas filas, sin embrago expresaron, que no los pueden regresar a su casa ni negarles la vacuna.

Aseguraron que van a buscar apoyo por parte de las autoridades correspondientes, en este caso de la dirección de seguridad pública, de la policía estatal, Guardia Nacional y de las fuerzas castrenses para que eviten que las personas que llegan en auto, sean llevadas a los módulos donde solo se vacunará a los adultos mayores que viajen en su vehículo.

Deja un Comentario