Como un espacio para liberarse del estrés y las tenciones que genera el encierro derivado de la pandemia por Cóvid-19, una familia de boxeadores matamorenses “botea” en el crucero de la avenida Emilio Portes Gil y Emiliano Zapata para recaudar los fondos suficientes que les ayuden a abrir su gimnasio de boxeo para niños.

A primera hora de la mañana, el señor Gabino Magaña (a) “paquiao”, sale en compañía de sus tres hijos de 17, 15 y 2 años de edad, -dos de ellos boxeadores- para demostrar a los automovilistas la calidad de preparación que han tenido durante todos sus años en la lona.

A este proyecto se une Gaby “La guerrera”, boxeadora profesional que a sus 23 años de edad ya recorrió incontables rings para pelear por los títulos más importantes en el ámbito pugilístico, pues se quedó a unos pasos de ser campeona del mundo en su categpría.

Los otros dos hijos del señor Guerra, Fátima de 17 años y Gabino de 15, a quien le apoda el “Paquiaito” también siguen los pasos de su padre en el deporte de contacto, y los de “La Guerrera” buscando alcanzar los títulos que su peso les pueda dar.

Sin embargo, ante la pandemia y la crisis que ésta trajo consigo, los integrantes de esta familia de pugilistas se vieron en la necesidad de salir a las calles a “botear” para solventar los gastos de sostener un gimnasio, mismo que no solo servirá para atender a los adultos, sino que tiene como objetivo principal entrenar a los niños, incluso aquellos que no tienen recursos para pagar los servicios de un entrenador.

“Yo cuido a mis hijos, no se los presto a otros entrenadores para que los usen y los expongan con otros peleadores; estamos conscientes de que un gimnasio representa mucha inversión pero por eso estamos aquí, buscando el apoyo de la gente porque no tenemos mas patrocinadores que la gente misma; de aquí tiene que salir para pagar los gastos”, dijo.

Aseguró que este proyecto tiene como principal objetivo ayudar a los niños de escasos recursos a que cuenten con un lugar donde puedan entrenar este deporte, ya que esto también los ayudará a mantenerse fuera de los vicios.

El gimnasio de la familia Guerra abrirá al público durante la semana entrante, para entonces es necesario que las instalaciones estén en perfecto estado para recibir a los estudiantes que buscan la oportunidad de entrenar con un boxeadores profesionales.

Deja un Comentario