Desde la apertura de los Puentes Internacionales (PI) que conectan a Matamoros con la ciudad de Brownsville, Tx., para permitir el cruce de los migrantes centroamericanos quienes solicitan asilo político al gobierno de los Estados Unidos, han llegado a esta región otro número considerable de personas que desean apegarse al programa MPP.

Gladys Cañas, presidente de la Organización No Gubernamental “ayúdalos a soñar”, aseguró que en Matamoros existen personas originarios de Centroamérica que se encuentran en albergues, casas de renta e incluso viviendo con amigos y familiares porque ya no hay un lugar donde se puedan atender y todos en busca del sueño americano.

Manifestó que las autoridades americanas no han dado indicios de tener interés en acoger en su programa de asilo político o visa humanitaria a nuevos migrantes Centroamericanos, pues aún están trabajando en los casos de los hacinados en el campamento que se montó en esta ciudad.

“Las autoridades de los Estados Unidos no han dado una respuesta hasta ahora en torno a la atención de los recién llegados; los Puentes Internacionales están cerrados al público derivado de la pandemia y debido a eso no hay posibilidades de que se puedan abrir audiencias para los recién llegados”, dijo.

Mencionó que la cifra de personas provenientes de Centroamérica en Matamoros sigue incrementando, pero aún no hay una certeza de que el gobierno de los Estados Unidos haga un espacio para la atención de aquellos que salieron de su lugar de origen en busca de una mejor calidad de vida.

 

 

Deja un Comentario