Al 50 por ciento incrementó en Matamoros los índices de suicidios en la ciudad, de los cuales un 30 por ciento de los pacientes desarrollaron síntomas de depresión a raíz de cuarentena que obliga a los ciudadanos a quedarse en casa.

Viviana García, titular del área de psicología del sistema para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF) de Matamoros, explicó que las condiciones por las que atraviesa la ciudadanía provocan que aquellos que con antelación presentaron síntomas, los desarrollen con mayor fuerza durante la pandemia.

dav

Explicó que desde que inició la pandemia, algunos ciudadanos han acudido a buscar apoyo psicológico al DIF de la calle cuarta y Camilo Manzo, mimos que aseguran carecer de ánimos incluso para ingerir alimentos; todo esto a consecuencia del encierro que viven por el Coronavirus.

“Nosotros buscamos en los pacientes síntomas que nos dejen saber si su estado de ánimo se derivó de su estancia en casa porque están aislados o si estos síntomas ya los venían presentando con anterioridad pero que con la situación se agravan un poco más”, dijo.

Manifestó que si la gente que se apega al programa de quedarse en casa para mantener el distanciamiento social no se somete a una rutina productiva y mantiene su mente ocupada, el riesgo de que los suicidios se sigan presentando en la ciudad es latente.

Deja un Comentario