El programa federal de apoyo a los comerciantes denominado “Créditos a la palabra” fue utilizado para engañar y estafar a un pescador del poblado “Higuerillas” en Matamoros, Tam., quien aportó una cantidad de 800 pesos a una cuenta bancaria de una tarjeta “saldazo”.

Silvia Burgos, delegada en Matamoros de los programas sociales federales aseguró que este es el único caso del que se tiene registro, sin embargo, no significa que no existan más personas que hayan sido víctimas de esta red de ladrones que operan a través de las redes sociales.

La servidora público explió que el modus operandi de los ladrones se basa principalmente en la detección de ciudadanos que buscan un apoyo de parte del gobierno federal para rescatar sus negocios de la quiebra o bien para sacarlos de un apuro económico, para luego contactarlos y ofrecerles, a través de la red social, el trámite de su crédito.

“Para abrirles el crédito les piden una aportación de 800 pesos que deben depositarlos a una tarjeta de la marca “saldazo”; una vez que obtienen el dinero, vuelven con el ciudadano y le piden que deposite una cantidad mayor para habilitar la tarjeta en la que el gobierno depositará el apoyo y si es posible les piden hasta un tercer depósito”, dijo.

Añadió que cuando un ciudadano acude a las oficinas de atención para solicitar información sobre el programa, le recomiendan que cada trámite sea realizado en las oficinas de Sedesol federal  en el municipio, y que por ningún motivo entreguen datos personales a nadie y mucho menos a quienes los solicitan a través del Facebook.

Indicó que la página oficial de Facebook de la secretaría de bienestar social esta validada por la res social quien otorga un certificado de validez y coloca un sello de certificación a un costado de la página principal de inicio, lo que representa una ventaja para los ciudadanos y una validez de veracidad en la información.

Deja un Comentario