Dentro de su gira de trabajo por Matamoros, el gobernador constitucional de Tamaulipas, Francisco Javier García Cabeza de Vaca, acompañado por el alcalde Mario Alberto López Hernández recorrieron las calles de la colonia Lázaro Cárdenas para escuchar a la gente y entregar despensas y enseres de limpieza para el hogar a las familias que se vieron afectadas por la inundación en ese sector de la ciudad.

Durante el recorrido, el edil estatal hizo referencia a la necesidad de mantener limpios los drenes de la ciudad para lograr que el agua de lluvia salga de las calles y colonias a la brevedad y de esa manera evitar que los encharcamientos eleven su nivel a tal grado que causen afectaciones en los hogares.

“Desgraciadamente, mientras nos se limpien los drenes, y este es un problema que pasa no solamente en Tamaulipas sino en todo el país, no se podrán evitar las inundaciones, pero cuando llueve de esa magnitud es complicado; por el momento quedan cinco colonias las cuales hoy en día todavía están bajo el agua, algunas de ellas que tenemos que valorar porque son asentamientos irregulares, pero independientemente de eso, se dio la instrucción para que se les llegue el apoyo”, dijo Cabeza de Vaca.

Aseguró que continúa la solicitud para declarar a Matamoros como zona de desastre, esto para lograr bajar recursos federales que vienen de programas de apoyo a los municipios que son azotados por las contingencias climatológicas y cuyos habitantes están sufriendo las consecuencias.

Deja un Comentario