Hasta el momento ningún niño ha sido llevado a la Casa Hogar

Dentro de los recorridos que hace el sistema para el Desarrollo Integral de la familia (DIF) de Matamoros para evitar la explotación infantil en los cruceros de la ciudad se encontró con la presencia de los niños oaxaqueños hijos de las llamadas “Marías” que también son parte de una rutina “artística” que hacen entre los autos para obtener “un pesito”, por lo cual las exhortaron a evitar estas pr´cticas para que los niños no sean llevados a la Casa Hogar del Dif.

Miroslava de la Garza Luna, directora general del DIF en Matamoros, explicó que las mujeres oaxaqueñas que llegan a esta ciudad como migrantes traen como meta trabajar para alimentar a sus hijos y abarrotan las esquinas de los cruceros para conseguir el efectivo, pero esa actividad, aunque está permitida en su región, es ilegal en esta frontera.

Dijo que las “Marías” son abordadas por los empleados de la procuraduría del DIF para explicarles que los niños no deben estar trabajando entre los autos y tampoco esperándolas en los camellones, pues puede ser objeto de un accidente que termine con la vida de los pequeños y ponga en desgracia a la familia de quien conducía el auto.

“Ellas dicen que en su lugar de origen esto es común, pero aquí no, si en Oaxaca esto es permitido, Tamaulipas es un estado que protege a los niños de la explotación y aunque ellas no lo sepan, eso es abuso y está penado, por lo que les explicamos las situación y ellas tratan de comprender”, expresó.

Manifestó que hasta el momento ningún niño ha sido retirado del lado de sus madres para ser llevado a la Casa Hogar, pero esto no significa que no se ponga en acción en plan de protección hacia los niños, que consta de resguardarlos de todo peligro, incluso si ese esta al lado de sus padres.

Deja un Comentario