A partir del primero de septiembre, las iglesias en sus diversas denominaciones podrán realizar sus servicios eclesiásticos manteniendo las medidas de seguridad y reduciendo sus ingresos de fieles a un 25 por ciento.

Héctor García Coronado, titular de la dirección de asuntos religiosos en el ayuntamiento de Matamoros, aseguró que cada templo e iglesia puede celebrar sus cultos únicamente los días lunes, miércoles y domingos restringiendo también el acceso a los niños, adultos mayores y personas con enfermedades crónico degenerativas.

Dijo que para evitar contagios, las mujeres embarazadas, así como las personas vulnerables y las personas de la tercera edad deben tener un día específico para acudir al servicio religioso.

“Yo invito a mis amigos pastores a que apoyemos en este tema de la contingencia, de la pandemia de Covid-19, es necesario seguir previniendo los contagios para lograr que los padecimientos bajen en esta zona fronteriza”, dijo.

Manifestó que la comunicación con los pastores de las diversas denominaciones religiosas no ha cesado durante la pandemia, ya que todos estaban a la expectativa de la fecha en la que se autorizara la reapertura de las iglesias.

Añadió que la recomendación sigue latente y reiteró la invitación a seguir las indicaciones al pie de la letra para evitar sanciones de parte de la Comisión Estatal de Protección Contra Riesgos Sanitarios (Coepris), quienes vigilarán que las indicaciones se cumplan como indica el decreto.

Deja un Comentario