De importar mas de mil 500 autos diarios, hoy en día las comercializadoras cruzan hasta 40 carros en toda la ciudad

La ignorancia de los funcionarios públicos federales en torno a la importación legal de autos usados mermó por mucho ese negocio que en un tiempo detonó la economía de la ciudad generando millones de pesos en ingresos para la ciudad y para el SAT, pues todos los empresarios pagan sus impuestos.

Ante esto, Tomas Cantú, empresario en el ramo de la importación legal de autos usados, aseguró que desde que se cerraron las fronteras y limitaron el número de autos a importar, la actividad de las comercializadoras y las agencias aduanales se limitó a realizar entre 30 y 40 trámites en toda la ciudad, cuando la cifra de cruces superaba los mil 500 por empresa.

“Nisiquiera los funcionarios conocen la definición de importación de autos, ellos nos ven y piensan en autos chocolate, creen que les estamos pidiendo anuncia para hacer algo ilegal; entonces traen una idea muy equivocada y lo primero que tenemos que hacer es explicarles que es una cuestión legal, que viene en el Diario Oficial de la Federación (DOF), que estamos tributando en Hacienda y hacerles saber que somos personas constituídas y todas pagando impuestos y todo lo que representa estar activos en la vía legal”, dijo.

Expresó que los importadores de autos usados de la frontera norte del país pueden acerarse a sus diputados para que les ayuden a resolver el problema del cierre de las aduanas; no así en el caso de Matamoros, donde los empresarios se denotan decepcionados de la precaria actuación de los diputados federales en los temas que se refieren al cruce legal de los carros americanos ya importados.

Indicó que la cantidad de pedimentos que les permiten realizar hoy día representan un freno en su negocio, pues para que ellos puedan comenzar a resurgir, de perdido requieren importar de 30 a 40 autos por empresa.

Deja un Comentario