A través de las redes sociales se han incrementado el número de vecinos y negocios “quemados” por contaminar el ambiente con ruido extremo o bien por extender sus fiestas a hasta altas horas de la noche, incluso en la madrugada.

Ante esto, el personal de la dirección de Control Ambiental en esta ciudad exhortó a los ciudadanos a que interpongan sus quejas ante las instancias correctas, en este caso, en sus oficinas que son las que recepcionan las quejas de la población y acuden a resolver los este tipo de problemas.

Los trabajadores de la oficina en mención explicaron que pueden llamar al número 868-810-80-00 y solicitar que los comuniquen al área de control ambiental donde pueden interponer su queja en conta de un negocio o un vecino que en ese momento moleste a los demás residentes con su ruido a alto volumen.

“Nosotros estamos de 08:00 de la mañana a las 16:00 horas, si algo pasa en ese tiempo pueden llamarnos a nosotros y la dirección envía a un inspector que llega hasta el lugar a solicitar a los acusados que cesen su actividad o bien que moderen el volumen de su música para evitar que sean sancionados por contaminación auditiva”, dijo.

Indicaron que si se trata de vecinos que siguen la fiesta ruidosamente hasta altas horas de la madrugada, entonces deben llamar al número de emergencia 911 y solicitar la intervención de la Policía Estatal Acreditable (PEA), quienes llegan al domicilio para poner un orden, pues después de las 00:00 horas, ya no se permite el ruido incesante.

Cabe hacer mención que todas las denuncias se reciben bajo un tota anonimato, sin embargo, cuando se trata de colonias muy alejadas del centro de Matamoros, se solicita un número de teléfono que se utilizará únicamente para ubicar el lugar en caso de que los inspectores se extravíen.

Deja un Comentario