La casa del migrante está al límite

Familias de estados como Guerrero, Chiapas y Oaxaca siguen llegando a Matamoros en busca de una oportunidad para cruzar al lado americano o bien de continuar con sus vidas en esta región.

El padre Francisco Gallardo López, líder de la pastoral social de la diócesis de Matamoros, explicó que las más de familias de desplazados internos se encuentran en la casa del migrante, lugar que al momento está al límite de su capacidad.

“Estamos hablando del papá, la mamá y dos o tres hijos, más los otros albergues que tienen también un bien número más los que están llegando diariamente; ahorita se dice que van a llegar los haitianos que entraron por Chiapas y que piensan desplazarse para Matamoros; y aún no sabemos qué vamos a hacer para atenderlos”, dijo.

Reconoció que los números indican que se trata de más de dos mil migrantes los que tal vez lleguen a esta frontera provenientes de Haití, lo cual pone en alerta a las autoridades ya que esta región no está preparada para atender a tal número de personas como ocurrió con quienes habitaban en el campamento migrante.

Explicó que deben buscar coordinación entre otros albergues y centros de atención dirigidos por líderes religiosos de otras corrientes idealistas, ya que todos buscan un mismo fin; el de ayudar a los que salen de su casa en busca de una mejor vida.

Deja un Comentario