Pese a las lluvias que se han presentado en la región a consecuencia de los fenómenos meteorológicos que se registraron en el Océano Atlántico, el peligro por la sequía no cesa.

Empresarios de Matamoros dueños de salones de eventos con albercas negaron contribuir en la afectación del medio ambiente al seguir operando en medio de una sequía que aún no queda descartada por completo.

Miguel Ángel Tello Romero, presidente de la Unión de Comerciantes y Empresarios del Noreste (UCEN) de Matamoros, explicó que los ciudadanos que comercializan con los salones de eventos con alberca conocen el proceso para mantener limpia el agua y con esto evitar tirar o cambiar el líquido cada cierto tiempo.

Explicó que los comerciantes del rubro del entretenimiento, en este caso, de los salones de eventos cambian el agua de sus albercas una sola vez al año, pues las sustancias químicas que se usan para mantener limpia el agua la conservan durante todo el año.

“A veces uno piensa que las albercas se vacían y se llenen y la verdad es que no, la alberca se limpia y es muy poco el desperdicio que hay porque y que se da entre brincos y saltos de la gente generando que algo de agua salga pero es muy mínimo el porcentaje de agua nueva que la alberca puede usar de agua nueva porque la misma se está limpiando permanente con los químicos necesarios para que no se desperdicie el agua”, dijo.

Expresó que hace algunas semanas se tenía un serio problema de sequía en la ciudad, a tal grado que las autoridades competentes buscaban la forma de racionar el agua, sin embargo, esto puede cambiar con las lluvias que se han presentado en la región en las últimas tres semanas.

Deja un Comentario