El viaje que realizan cientos de haitianos desde la frontera sur del país con rumbo a la frontera no representa que esta ciudad esté dispuesta a la reapertura del campamento migrante, el cual se desalojó hace uno meses cuando los migrantes centroamericanos lograron cruzar a los Estados Unidos luego de casi tres años de espera.

El Secretario del Ayuntamiento de Matamoros explicó que en los próximos días se van a reunir con el personal del Instituto Nacional de Migración para definir la forma de trabajar si es que llegar a esta frontera los migrantes haitianos que salieron huyendo de su país y en busca de una mejor calidad de vida para ellos y sus hijos.

“Hasta ahorita no tenemos ninguna noticia sobre eso y no se va a abrir, ya en alcalde lo mencionó y lo más seguro es que no se abra el campamento. Estamos por tener una plática con migración, con el nuevo encargado para coordinarnos y ver cómo vamos a trabajar al respecto”, dijo.

Pese a que los migrantes haitianos siguen llegando al país y a la ciudad y no hay espacio suficiente en la casa del migrante, el gobierno municipal buscará forma de apoyar a los migrantes de tal manera que no se conviertan de nuevo en un motivo de disgusto para los locales.

Reiteró que por el momento, no hay indicaciones y la intención de habilitar el sitio sobre las márgenes del rio Bravo para la estancia de los migrantes mientras se resuelve su estatus migratorio con los Estados Unidos.

Deja un Comentario