Pese a que la incidencia no es local, es necesario que los niños interactúen con otros de su edad

La pandemia por covid-19 en México afectó no solo la economía nacional sino también el ánimo de los más jóvenes, que al verse aislados y solos sufren de episodios de ansiedad e intentos de suicidio.

La doctora Mayra Guadalupe Borjas Garcia, presidente de la Asociación Mexicana de Psicoterapia y Tanatologia, explicó que los jóvenes suelen sacar sus sufrimientos y frustraciones durante la convivencia con los amigos o compañeros de escuela, pero el encierro por la pandemia los llevó al límite provocando incluso que aquellos que entran a la adolescencia ya no encuentren un sentido a seguir viviendo.

Dijo comprender la preocupación que surge de los padres de familia por mandar a sus hijos a la escuela en medio de una pandemia que sigue cobrando vidas, pero explicó que es necesario apoyar a los jóvenes y niños y llevar una vida saludable en cuanto a emociones se trata.

“Todavía no han bajado los números de los casos activos de coronavirus, sin embargo sí sería importante que se hiciera un esfuerzo conjunto entre gobierno y población para con medidas más rigurosas, es decir, con sana distancia, cubre bocas, poco niños y clases híbridas, sí sería bueno que se tome en cuenta que los niños sí necesitan esa interacción social”, dijo.

Añadió que si los jóvenes y niños no salen a realizar sus vida de la forma más normal posible, las repercusiones serán a largo plazo con adultos faltos de capacidad para relacionarse con otros a su alrededor.

Deja un Comentario