Las pruebas del funcionamiento del equipo podrían tardar hasta un mes

Se estima que durante el mes de septiembre entre en funcionamiento el tobogán que se compró para formar parte del parque recreativo que se habilitó en las instalaciones de la playa Bagdad en esta ciudad, y que por la pandemia por Cóvid-19 no se pudo abrir al público.

Lo anterior lo informó la Secretaría de Desarrollo Urbano y Ecología en el ayuntamiento, quien aseguró que al momento trabaja en la instalación de una plataforma de sulfato con carpeta asfáltica de 3 centímetros para poder alojar el tobogán que se adquirió desde el año pasado.

Explicó que la meta es que a finales de agosto y principios de septiembre, las familias de Matamoros y de todas los municipios cercanos disfruten de este atractivo que se mantuvo en espera durante más de un año ya que el balneario natural se mantenía cerrado y después se puso utilizar pero con muchas restricciones.

“El tobogán es inflable, se trajo de china si no me equivoco, lleva unos compresores para poder inflarlo, una alimentación de agua para que siempre esté húmedo y con agua para que la gente se pueda refrescar, y más que nada, son las pruebas las que nos van a retrasar mucho tiempo”, dijo.

Aseguró que el tobogán cuenta con 60 metros de ancho por 20 de longitud, y en base a eso, construyen la base donde se va a asentar el tobogán que se une a las múltiples actividades que el municipio trae para los visitantes al lugar.

Deja un Comentario