dav

El ayuntamiento, en coordinación con el gobierno del estado deberá definir el destino de los edificios

La construcción y entrega de nuevas aulas en las escuelas primarias de la periferia y sus alrededores obliga a los estudiantes a buscar cupo en los planteles cerca de sus hogares, lo que podría generar un vacío en los centros educativos que se ubican en el primer cuadro de la ciudad.

Lo anterior lo dio a conocer el alcalde de Matamoros quien explicó que dado a que las escuelas de la periferia ya pueden atender la demanda de cupo de la localidad, los planteles del centro están a punto de desaparecer.

Señaló que cabe la posibilidad de en la zona centro solo quede una o dos escuelas para atender a los niños que viven en ese lugar, pues todos los demás ya pueden tomar sus clases también cerca de sus hogares ya que sus escuelas cada vez contarán con más salones de clases.

“Antes se movían los niños de escuela porque en las escuelas de su zona no había aulas, ahorita ya no, ya no hay necesidad, entonces llegamos a un acuerdo con las escuelas para que se fuera ya desarticulando para que los niños se queden ya en sus propios salones”, dijo.

Manifestó que el destino de los edificios que durante años guardaron la presencia de los alumnos se determinará mediante un proyecto que se desarrollará en coordinación con el gobierno del estado, ya que se buscará dar un buen uso a los inmuebles que por años funcionaron como escuelas primarias ya que esos sitios no deben quedar inoperables.

 

Deja un Comentario