Las ventas en el centro histórico de Matamoros repuntaron de un 30 a un 35 por ciento durante la temporada del día de las madres ayudados por el sistema de separados que implementan las tiendas departamentales para beneficiar a los compradores.

Miguel Ángel Caballero Barajas, líder de los comerciantes establecidos del Centro Histórico de Matamoros, manifestó que a esta practica se suman los compradores del lado americano, quienes se han convertido en un factor económico muy importante para la ciudad pues generan un circulante que hace que la economía de la ciudad se vea muy activa.

“A medida que pasa el tiempo nosotros creemos que ya van a desaparecer las restricciones que existen para que los mexicanos podamos ir al lado americano; me han preguntado que si esa situación afectaría las ventas en Matamoros, pero la verdad de las cosas es que como somos una región económica muy ligada si hay un sector que siempre vendrá a hacer sus compras por su poder adquisitivo”, dijo.

Indicó que pese a la pandemia, las ventas fueron muy favorables, pues los mexicanos tienen como costumbre celebrar a las madres de familia y llevarles obsequios que ya compraron o separaron con antelación, lo cual es benéfico para las tiendas locales.

Expresó que dado a que aún estamos inmersos en medio de una pandemia que impide la realización de una vida normal, los comerciantes se conducen bajo más altas normas de seguridad e higiene para evitar la propagación del cóvod-19, lo cual representaría una catástrofe financiera si llega otra ola de contagios a la ciudad.

Deja un Comentario