Se preparan para un posible regreso a clases presenciales en Agosto

La jornada nacional de vacunación a los maestros para protegerlos de los estragos de Cóvid-19 arrojo como resultado un número superior a los 10 mil docentes inmunizados en esta ciudad.

Cesar Noé Garza García, coordinador de la sección 03 en matamoros, perteneciente a la sección 30 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) explicó que en la región existen más de 16 mil docentes y trabajadores de la educación, pero muchos de ellos recibieron su vacuna por ser mayores de 60 años o bien, no la pueden recibir por prescripción médica.

El líder de los docentes que laboran en instituciones públicas aseguró que aquellos maestros que no acudieron en tiempo y forma a aplicarse la vacuna contra el Cóvid ya no podrán hacerlo como maestros, sino que deben esperar su turno como ciudadanos y adaptarse a las indicaciones que emita el gobierno federal en torno a la fecha de aplicación de las edades correspondientes.

Añadió que a la fecha, en Matamoros se vacunaron más de 95 por ciento de los trabajadores de la educación, lo que no representa un retorno inmediato a las aulas para reactivar las clases presenciales, pues antes de esto, se busca implementar dispositivos de seguridad para que los alumnos no se vayan a contagiar del mortal virus.

También manifestó que la posibilidad de que los alumnos regresen a las clases durante el próximo ciclo escolar es altas, pero siempre y cuando también se hayan vacunado a los padres de familia; con esto se busca mitigar al máximo el índice de propagación de la enfermedad.

“Debemos tener en cuenta que los estudiantes de educación básica, es decir, todos los niños hasta secundaria no se pueden vacunar por su edad, entonces debemos tener en cuenta que los padres de familia deben estar vacunados para que el regreso a clases se presente con un menor riesgo de contagio”, dijo.

Deja un Comentario