dav

Después de presentarse en Matamoros el caso de una niña que perdió la vida en el interior de una guardería, las inspecciones por parte de la Comisión Estatal de Protección Contra Riesgos Sanitarios (Coepris) se intensificaron en esos lugares.

Ricardo González Gamboa, titular de la Coepris en esta ciudad, indicó que no tienen injerencia en las acciones que se realizan dentro de las estancias infantiles o guarderías, pero sí deben estar pendientes de que cada lugar cuente con las medidas de seguridad que garantiza el bienestar de los menores ahí resguardados.

Manifestó que uno de los principales objetivos dentro de los recorridos es verificar que los establecimientos cuenten con las áreas de salida de emergencia y los puntos de reunión en caso de una contingencia mayor que ponga en peligro la vida o la seguridad de los infantes y de las maestras.

“Verificamos que cumplan con sus certificados médicos para los manejadores de los alimentos, que lleven un control de alimentación para los niños que ellos cuidan y eso es parte de lo que nosotros nos toca verificar en cuanto a las guarderías y su funcionamiento, pero el trato directo con los niños no lo verificamos nosotros”, dijo.

Señaló que existen en Matamoros guarderías que son reguladas por el Instituto Mexicanos del Seguro Social (IMSS) o bien por el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE), pero también son verificadas por el personal de la Coepris.

Aseguró que cerca de 40 guarderías son verificadas y certificadas por la Coepris en Matamoros, las cuales al momento funcionan con el 50 por ciento de su capacidad.

Deja un Comentario