Tras intoxicación de familia por comer pollo contaminado, la Coepris en Matamoros verifica estos establecimientos

9

La Comisión Estatal de Protección Contra Riesgos Sanitarios (Coepris) de Matamoros verifica a más de 200 establecimientos de venta y procesamiento de pollo para evitar que el producto no esté en malas condiciones o bien que esté contaminado con la bacteria que provoca la enfermedad Gillain Barre.

Román Zafores Durán, titular de la Coepris en Matamoros, aseguró que el personal a su mando ha recorrido más de 200 establecimientos en busca del producto en mal estado, pero hasta el momento no han encontrado pollo que tenga que ser retirado del mercado por su mala calidad.

Indicó que la alerta nacional se derivó después de que una familia en la Ciudad de México se intoxicó con pollo crudo; después otra en Jalisco falleció por lo mismo, pero lo más grave fue el deceso de los dos menores que murieron a consecuencia de ingerir el producto cocinado y ordenado de un restaurante con el fin de celebrar el día de las madres.

“Tenemos poco personal, pero esto no impide que se haga el trabajo de verificación e inspección de este tiempo de establecimientos que comercializan y procesan los alimentos, pues el objetivo es sacar del mercado el pollo contaminado”, dijo.

Señaló que por el momento, Matamoros se encuentra libre de este problema, lo que no significa que por ese motivo van a relajar las inspecciones, por lo que la recomendación a los comerciantes es que verifiquen en todo momento sus cuartos fríos y la forma en la que se transportan sus productos, pues el calor acelera la descomposición de los alimentos.