Nuevo reglamento municipal obliga a las empresas a tener un seguro contra accidentes

5
*Se pretende que cada negocio este catalogado en un nivel de peligrosidad y que cuente con las medidas preventivas para poder operar
 
A un año de que se registró la explosión de la tienda de conveniencia 7Even Eleven ubicado en la calle Primera esquina con John F. Kennedy, en la colonia Bancaria en Matamoros, ocasionada por una fuga de gas proveniente de una tubería dañada de gas natural de la empresa ENGIE, el ayuntamiento de Matamoros busca evitar más accidentes como este y modifica su reglamento comercial para el uso de suelo con el fin de que cada establecimiento se ubique en una categoría según sea su peligrosidad.
 
La regidora Alma Rosa Alarcón Cerna, presidente de la comisión de energía en el cabildo de Matamoros, explicó que lo que se busca es que cada negocio o establecimiento tenga en regla su permiso de uso de suelo, y con él determinar si son peligrosas o no, y de serlo, deben contar con un seguro contra accidentes, y además cumplir con todas las especificaciones que emite Protección Civil para su operatividad.
 
Señaló que dentro del nuevo reglamento, que está próximo a su conclusión, destaca que las empresas como las gaseras, gasolineras, restaurantes, cafeterías y todas las que utilicen gas para su funcionamiento, deben estar catalogadas como peligrosas debido a que sus operaciones son realizadas a usando gas.
 
También explicó que aquellas empresas que entren dentro de esta categoría, deberán someterse a una serie de verificaciones constantes por parte de la dirección de Protección Civil, quienes determinarán la factibilidad de su funcionamiento o si es necesario adecuar el establecimiento de forma que no represente un riesgo tanto para los clientes como para los empleados.
 
“Estamos haciendo la clasificatoria de los negocios de bajo riesgo, de riesgo moderado, luego los de mediano riesgo y los de alto y muy alto riesgo; los de muy alto riesgo son las gasolineras, las gaseras, los expendios de gas, los de transporte de gas y lo que nosotros estamos buscando es que en un momento determinado el municipio tenga injerencia en la revisión de que ellos estén cumpliendo con sus concesiones, es decir con sus seguros y todo eso porque como sabemos ENGIE no tenía seguro de daños ambientales y la multa por esa falta va desde los cinco hasta los 25 millones de pesos”, dijo.
 
Explicó que aunque las multas las cobra directamente la federación pues se trata de empresas de clase nacional y al municipio no le tocaría nada de ingreso, es importante que el ayuntamiento vigile el cumplimiento de las reglas de operación de cada establecimiento, pues solo de esta manera se podrá evitar una desgracia como la que pasó hace ya un año.