Luego de recibir una negativa a su petición de trabajar bajo un estricto orden de desinfección e implementación de la sana distancia, los tianguistas de la Avenida del Niño sacaron sus artículos de sus locales y los colocaron en la orilla del dren que pasa frente al predio que los alberga, esto con el fin de recibir ingresos para poder mantener a sus familias.

Los líderes de los locatarios mencionaron que el gobierno del estado no les apoya en su diario vivir y tampoco los deja realizar sus actividades para sobrevivir, por lo que decidieron actuar por cuenta propia y ponerse a trabajar en un lugar ajeno al que les cerraron. Indicaron que no se moverán del lugar puesto que la venta de sus artículos es su forma de vida y subsistencia, y dado a que nunca recibieron apoyo económico ni en especie de parte del gobierno, deben actuar por cuenta propia por el bienestar de sus familiares.

Deja un Comentario