El alcalde de Matamoros Mario Alberto López Hernández dio a conocer que el problema de la ola de inseguridad que se ha registrado en la ciudad es un tema que debe controlarse con el apoyo del gobierno del estado.

Lo anterior tras reconocer que en los últimos días se han presentado eventos en contra de la ciudadanía, sin embargo aclaró, que esto no significa que la violencia esté creciendo, sin embargo, es un problema que debe atacarse para que la población esté tranquila.

López Hernández recalcó que la seguridad de Matamoros es una prioridad, por lo cual ha buscado acercamientos con diversas instancias del gobierno del estado, a quienes debe hacerles saber que la incidencia de los delitos del fuero común debe disminuir.

“Yo no manejaría así que los delitos van a la alza, pero sí hay que controlarlos, yo he platicado mucho con el grupo de coordinación de seguridad y les estoy haciendo ver que el fin de la guardia nacional en Matamoros es precisamente para eso, para prevenir y disuadir los delitos del fuero común”, dijo.

Explicó que ante este problema, es necesario que en unidad, los niveles de gobierno planteen una estrategia que permita que bajar a los sectores donde se están dando los fenómenos y entrar también en las colonias.

Deja un Comentario