La crisis económica que tiene detenido al mundo por consecuencia del coronavirus también afectó el bolsillo de los migrantes centroamericanos que habitan en la colonia creada para ellos en las márgenes del rio Bravo cerca del Puente Internacional (PI) Matamoros-Brownsville.

Gladys Cañas, presidente de la Organización No Gubernamental (O.N.G) “Ayúdalos a soñar” dio a conocer que un pequeño grupo de migrantes solicitó el apoyo para regresar a sus hogares, pues están viviendo en la pobreza una vez que dejaron de recibir el apoyo de los grupos sociales de Estados Unidos y de México desde que inició la cuarentena.

Manifestó que los migrantes que desean irse de Matamoros no superan las 30 personas, pero es un grupo que de una u otra forma recibían apoyo monetario de sus familiares que habitan en los Estados Unidos, las cuales también dejaron de ayudarlos cuando el vecino país ordenó que todos los habitantes se queden en su casa.

La activista manifestó que su Organización está enfocada en buscar que aquellos migrantes que deseen salir de Matamoros lo hagan lo más pronto posible, pero hasta el momento se espera que el número de solicitantes crezca para aprovechar el espacio en las unidades que los trasladarán hasta sus países.

Deja un Comentario