La contingencia de salud por el Covid-19 provocó que los regidores de Matamoros sesiones a puerta cerrada para evitar el contagio y propagación del virus, por ese motivo solo se contará con la presencia de los integrantes del cabildo y sin la presencia de la población.

Lo anterior tras indicar que por ley, la sesiones de cabildo deben realizarse incluyendo al público, pero también están facultados para cerrar sus puertas en caso de que las condiciones así lo requieran.

El servidor público aseguró que los temas a tratar en esta sesión tiene que ver con la condonación del 50 por ciento en los recargos del pago del Impuesto Predial del mes de abril, así como la condonación de los derechos de los tianguistas y ambulantes y la entrega de kit de limpieza a diversos sectores de la población.

“Estas sesiones son privadas según el tiempo que dure la contingencia; la ley dice que deben de ser publicado pero cuando razones suficientes para hacerlas privadas se hacen privadas; en este caso lo que nos lleva a esto es la contingencia por Coronavirus”, dijo.

Expresó que estás medidas se llevan a cabo como parte de la inclusión en la campaña de la Sana Distancia que implementa el Gobierno Federal, acciones que todos deben acatar.

Deja un Comentario