Más de cien empleados de la dirección de limpieza pública de Matamoros se fueron a un paro laboral pacifico para exigir cubrebocas de mejor calidad y siempre es posible los N95.

Más de cien personas empleados del departamento de limpieza pública de Matamoros se dieron a paro laboral exigiendo mejores condiciones de seguridad contra el Coronavirus/COVID-19.

Marcilio Rodríguez, delegado sindical del primer turno, explicó que la semana pasada sostuvieron una reunión con el presidente municipal Mario Alberto López Hernández a quien le solicitaron cubrebocas de buena calidad, sin embargo los que les mandaron no son los que ellos esperaban.

El líder indicó que por el momento las colonias que estaban contempladas en las rutas de recolección están sin servicio, ya que no se moveran hasta que les entreguen los cubrebocas o bien les den una solución a sus peticiones.

Manifestó que necesitan cubrebocas N95 ya que los de tela se rompen en muy poco tiempo.

Deja un Comentario