La obra podría quedar lista para finales de septiembre y será usada durante la próxima administración

Con el fin de mantener un control sanitario sobre los residuos utilizados para el tratamiento y atención de pacientes Cóvid, el ayuntamiento de Matamoros inició la construcción de una nueva celda en el relleno sanitario que se usará únicamente para depositar la basura recolectada de los diversos centros hospitalarios y de salud a los que el gobierno les da servicio.

El director del relleno sanitario en la ciudad, aseguró que la celda tendrá una duración de seis años de vida y podrá almacenar una cantidad de hasta 30 y 40 toneladas diarias de residuos sólidos urbanos catalogados como de riesgos a la salud por pertenecer al grupo de los deshechos del área cóvid.

Señaló que la celda estará lista durante los últimos días del transcurrido mes de septiembre y podría iniciar sus operaciones con el arranque de la próxima administración que también estará dirigida por el actual presidente municipal en su calidad de alcalde reelecto, quien tendrá la tarea de hacerla funcionar.

”Es un ordenamiento del alcalde para poderle dar servicio a todos los residuos que se consideran de riesgo en la salud, estos son generados en atención a los enfermos o a las personas que están siendo atendidas como posibles contrayentes de cóvid-19, aun no se demuestra que ellos tengan cóvid sin embargo están generando residuos tales como por ejemplo cubre bocas y otros, entonces estos residuos se están generando en las diversas instituciones de salud e incluso hemos recibido también de lugares donde se les atiende como en las farmacias y centros de salud”, dijo.

Explicó que estos residuos son clasificados como de riesgo sanitario pero sin ser parte de lo que se considera, en base a la ley de residuos infecciosos ni infecto-contagiosos como parte de ese grupo mas bien son residuos sólidos urbanos.

Deja un Comentario