El confinamiento es el factor principal para que los varones estallen contra sus esposas

El confinamiento que originado por la nueva oleada de casos positivos de Cóvid-19 en la ciudad donde ya se encuentra presente la variante Delta provocó un incremento considerable de nuevos casos de violencia doméstica en Matamoros, ya que por semana, el Instituto Municipal de la Mujer atiene de tres a cinco mujeres.

Según datos proporcionados por el Instituto Municipal de la Mujer (IMM) en Matamoros, el ataque físico se elevó hasta un 13 por ciento, pero en realidad, puede ser hasta de un 40 o 45 en toda la ciudad, ya que no todas las mujeres acuden en busca de ayuda al IMM.

La dependencia en mención explicó que a nivel nacional, la tendencia a la laza rebasa el 40 también el 40 por ciento, por ese motivo, las mujeres en Matamoros se armaron de valor y decidieron acudir en busca de ayuda judicial, legal y psicológica.

“Estamos hablando de mujeres nuevas, que nunca han ido a pedir ayuda, que estaba controlando o conteniendo esa violencia que ya estaba en el hogar pero el hecho de que sales a trabajar o que te desahogas en otro lugar del estrés y eso se acabó con el encierro y detonó la violencia hacia las mujeres”, dijo.

Añadió que la contingencia por Cóvid también alcanzó al IMM, por lo que las terapias psicológicas se imparten aún a través de llamada, videollamada o vía zoom, para evitar problemas de salud entre las terapeutas y los ciudadanos que necesitan la terapia.

Deja un Comentario