La detención de la abogada Susana Prieto Terrazas causó una gran movilización de los obreros que se convirtieron en sus seguidores y que pedían audiencia con el alcalde Mario López Hernández, sin embargo, el comité conformado por los integrantes del movimiento decidieron no acudir a la cita que estaba pactada para la una de la tarde de este día.

Ante esto, el alcalde de esta ciudad aseguró que su administración está abierto al diálogo, pero aclaró que el problema en el que está la licenciada Prieto no es competencia del municipio sino del estado, ya que ellos ejecutaron la orden de aprehensión.

El mandatario municipal mencionó quien los obreros y cualquier persona tienen derecho a manifestarse siempre y cuando lo hagan pacíficamente ya que el gobierno a su mando no permitirá desmanes en la ciudad.

Indicó que cada acción debe realizarse apegados al estado de derecho, lo que representa que nadie está por encima de la ley y que quien la quebrante debe enfrentar las consecuencias.

Deja un Comentario