La procuraduría de la Defensa de los Niños, Niñas y Adolescentes del Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF) de Matamoros se muestra en completa disposición de colaborar con la investigación de la muerte de la menor que falleció en una casa hogar de esta ciudad.

Al respecto, la dependencia en mención explicó que cuentan con un expediente creado en pasadas administraciones donde se especifica que la menor fue ingresada a la Casa Hogar en diversas ocasiones dado a que si familia no se podía hacer cargo de ella por su condición de salud que le provocaban ataques epilépticos.

La procuraduría mencionó que una Casa Hogar no es un sitio ideal para ningún niño, sobre todo cuando los menores cuentan con familia que pueda velar por su bienestar, es por eso que el sistema DIF busca la reintegración de los niños con sus familiares.

“El perfil de una niño en Casa Hogar es porque o no tienen a nadie o bien fueron víctimas de un delito grabe, entonces vamos a suponer que en su momento se habló con la madre a efectos de que buscara a algún familiar o considerará algún centro para ingresar a la menor”, dijo

Añadió que dentro del expediente existe la comparecencia de la madre donde manifiesta que no puede hacerse cargo de la niña, por lo que el DIF hace la entrega de la menor pero los trámites con el centro asistencial los hace directamente el familiar interesado.

Aclaró que los trámites de canalización a un centro distinto a la Casa Hogar del Niño Matamorense perteneciente al DIF municipal se realizan a través de las oficinas del Sistema DIF estatal, sin embargo, en esta ocasión la madre realizó los trámites por su propia cuenta y directamente con el sitio donde dejó a la niña.

La procuraduría reiteró los ánimos de colaborar con la carpeta de investigación que lleve a esclarecer los hechos donde falleció la niña, la cual al parecer, padecía de autismo y de ataques epilépticos.

Deja un Comentario