A través de un oficio en el que no explica claramente las razones, esta mañana fueron “corridos” groseramente los vigilantes ciudadanos cuya base era la secretaria de Seguridad Pública Municipal.

Los vigilantes ciudadanos fueron despedidos y puestos a disposición del área de Recursos Humanos del ayuntamiento de Matamoros para que se les entreguen nuevos puestos o se les den nuevas funciones.

El oficio firmado por Francisco Javier Rojas Barcenas, funcionario público al mando de la secretaría de seguridad pública de Matamoros, señala que a partir de esta fecha, los vigilantes ciudadanos deben dejar de presentarse en el edificio antes mencionado, pues las funciones que allí desempeñan no tienen nada que ver con la seguridad municipal.

Los empleados municipales esperan indicaciones al respecto ya que su función ahora será realizada por los elementos estatales.

Deja un Comentario