Todo depende de la dirección o rumbo que ellos tomen

El alcalde Mario Alberto López Hernández dio a conocer la posibilidad de que esta ciudad reabra el campamento de migrantes que funcionó durante varios años en las márgenes del rio Bravo, acción que mantuvo inconformes a los habitantes de la colonia Jardín y a los usuarios de los Puentes Internacionales.

El edil hizo hincapié en que la apertura del campamento migrante dependen al cien por ciento de la decisión de este estos llegar a Matamoros para esperar su trámite de asilo político, esto luego de que el gobierno de los Estados Unidos anunciara de nuevo el programa MPP.

Aseguró que si se trata de cientos de migrantes, el municipio habilitaría por completo el lugar y se abocaría a instalar baños públicos, tomas de agua, de corriente y también las lonas que protejan a los viajeros de las inclemencias del tiempo.

“Si llegan los migrantes inmediatamente habilitaríamos el campamento que cerramos el año pasado y que estaba en el río Bravo; Matamoros no tiene un centro receptor ni de atención a los migrantes y tampoco tenemos donde alojarlos”, dijo.

Aseguró que el gobierno en turno ya tiene experiencia en el procedimiento de albergar migrantes durante un largo tiempo, por lo que la atención y el apoyo que se les brindará será el apropiado para que pasen sus días en Matamoros mientras están a la espera de una respuesta a su solicitud de asilo político ante el gobierno de los Estados Unidos.

Deja un Comentario