La pandemia por Coronavirus que azota al mundo cambió la modalidad de realizar las festividades de todo tipo, pero la tradición de elevar un altar a los fieles difuntos aún sigue vigente en algunos hogares de Matamoros.

Tal es el caso del señor Raúl Torres, propietario de un negocio de flores cerca del panteón Nuevo ubicado en la colonia Delicias de esta ciudad , quien hizo de sus escales principales una ofrenda para sus familiares que ya no están en este mundo.

Con una lona en su cerca principal y una serie de artículos propios del altar de muertos, el señor Raúl honra a quienes en vida lo llenaron de amor, consejos y enseñanzas, mismas que desea transmitir a las próximas generaciones como parte del acervo cultural mexicano.

Dijo que tanta es su pasión por la tradición del día de muertes que esta noche celebrará la vida de quienes ya no existen en el plano terrenal con música, mariachis y mucha comida, respetando siempre la sana distancia e involucrando solo a sus seres queridos .

El señor Raúl envió un mensaje de unidad a los Matamorenses, señalando que el amor a los seres queridos se imparte en vida pero durante su muerte ellos deben ser recordados, y de la misma manera que lleva en el corazón a los suyos, espera que cuando él parta de este mundo, sus hijas eleven un altar igual de bello donde su fotografía resalte en honor a lo que fue en vida.

Deja un Comentario